Marcela Negrete Facilitadora PSYCH-K®

"Una manera sencilla de re-escribir el software de tu mente a nivel subconsciente para cambiar todo lo que hasta ahora te ha estado limitando."


Deja un comentario

Los estados de la mente, No son Tú!

“El aburrimiento, el enfado, la tristeza o el miedo NO son “tuyos”, NO son personales. Son estados de la mente humana que vienen y van. Nada de lo que viene y va eres Tú”

By Eckhart Tolle

Anuncios


Deja un comentario

Una Nueva Tierra BY Eckhart Toller “En la nueva conciencia está la trascendencia del pensamiento.”

Un libro muy recomendable,”Eckhart Tolle nos enseña  la oportunidad de construir un mundo nuevo y mejor. Esto supone una revisión radical del papel de la conciencia, identifica  el propio ego, que debería convertirse en el instrumento de una comprensión distinta y profunda de quiénes somos.”

Tomé algunos textos que llamaron mi atención,  ojalá les guste:

“El miedo, la codicia y el deseo de poder son la causa del conflicto incesante en la relaciones personales. Hacen que tengamos una percepción distorsionada de nosotros mismos y de los demás.

La disfunción realmente es un delirio colectivo profundamente arraigado dentro de la mente de cada ser humano.

Mientras más se asocia la identidad con los pensamientos (las creencias), más crece la separación con respecto a la dimensión espiritual interior.

El grado de espiritualidad de las personas no tiene nada que ver con sus creencias sino con su estado de conciencia.

El cambio viene de un nivel más profundo que el de la mente, más profundo que el de los pensamientos. En la  nueva conciencia está la trascendencia del pensamiento.

Ser uno con la vida significa ser Uno con el ahora. Entonces nos damos cuenta de que no vivimos la vida, sino qué ésta nos vive.

Crear sufrimiento sin reconocerlo es la esencia de la vida inconsciente y es estar completamnete bajo el control del ego.

Asumir la responsabilidad por nuestro estado interior en todo momento.

El trabajo que se convierte solamente en un medio para alcanzar una finalidad, no pude ser de alta calidad.

El ego retiene la poca energía restante y la utiliza para su propios fines, la enfermedad se vuelve crónica y se convierte en parte permanente de su falso sentido de identidad”.